Harcano

23 ago. 2014

¿Se menciona en la Biblia a los dinosaurios?

La Biblia es el libro más vendido en todo el mundo. Esto sin duda es sinónimo de que gran parte de las personas tiene un adoctrinamiento o sigue una ideología cristiana o religiosa.

No obstante existe un profundo debate sobre la veracidad del contenido Bíblico, más específicamente hay una discrepancia entre seguidores de la teoría evolucionista y los que postulan la teoría del creacionismo. En este articulo proporcionaremos datos bíblicos que podrían afirmar que en un determinado momento de la historia convivieron humanos y dinosaurios, situación que es negada por los evolucionistas.

Datos Bíblicos
Aunque parezca sorprendente existen datos y relatos en la Biblia de grandes y extraños animales cuya descripción solo se puede asemejar a los conocidos dinosaurios que algún día habitaron la Tierra. Estas narraciones las podemos encontrar en los siguientes libros del Antiguo Testamento:

Libro de Job: Capítulo 40, verso 15 (Versión: Reina Valera 1960)

15 He aquí ahora behemot, el cual hice como a tí; Hierba come como buey. 16 He aquí ahora que su fuerza está en sus lomos, y su vigor en los músculos de su vientre. 17 Su cola mueve como un cedro, y los nervios de sus muslos están entretejidos. 18 Sus huesos son fuertes como bronce, y sus miembros como barras de hierro. 19 El es el principio de los caminos de Dios; El que lo hizo, puede hacer que su espada a él se acerque. 20 Ciertamente los montes producen hierba para él; y toda bestia del campo retoza allá...


Aquí Dios le describe a Job una de sus más grandes creaciones hablando en tamaño específicamente y según el relato se trataba de un gigante vegetariano con enormes músculos y fuertes huesos, la cola de este animal era muy grande, tanto así que Dios lo comparó con un cedro, el cuál es un árbol muy alto de 25 a 50 metros de altura y posee un tronco muy grueso. Un animal que encajaría con esta descripción sería el Brontosaurus o Apatosaurus un dinosaurio realmente enorme, estos fueron de los animales más grandes que han existido en la Tierra, además también describe que era herbívoro. ¿Es a este animal o a algún otro semejante que Dios se refiere como behemot?

Es importante destacar que el Libro de Job es el más antiguo de la Biblia datado en unos 3500 años A. C. ¿Es esta una prueba de que hubo un momento en la historia de la humanidad que pudieron convivir humanos y dinosaurios?

Libro de Jeremías: Capítulo 51, verso 34 (Versión: Reina Valera 1960)

34 Me devoró, me desmenuzó Nabucodonosor rey de Babilonia, y me dejó como un vaso vacío; me tragó como un dragón, llenó su vientre de mis delicadezas, y me echó fuera.

Plesiosaurus dibujado por Adam Stuart Smith

La palabra hebrea que se traduce comúnmente como ‘dragón’ es tanniyn y hace referencia a un “monstruo marino”, algunas veces “serpiente”. El tanniyn parece haber sido algún tipo de reptil gigante. Estas criaturas se mencionan casi treinta veces en el Antiguo Testamento y se las encontraba tanto en la tierra como en el agua. Aquellos que creen que la tierra es más joven, tienden a estar de acuerdo en que la Biblia menciona los dinosaurios, aunque en realidad nunca utiliza la palabra “dinosaurio”. En su lugar, utiliza la palabra hebrea tanniyn.

Libro de Salmos: Capítulo 91, verso 13 (Versión: Reina Valera 1960)

13 Sobre e león y el áspid pisarás; Hollarás al cachorro del león y al dragón. 

En este verso del libro de Salmos también hace referencia a un "dragón" y como dijimos anteriormente esta palabra vista desde el hebreo es Tanniyn la cual se interpreta como "serpìente" o algún tipo de reptil gigante. Además muchos creacionistas creen que al referirse a "dragón", los escritores de alguna manera quisieron hacer referencia a algún tipo de reptil.

Libro de Salmos: Capítulo 74, verso 13 (Versión: Reina Valera 1960)

13 Dividiste el mar con tu poder, quebrantaste cabezas de monstruos en las aguas.

Libro de Isaías: Capítulo 27, verso 1 (Versión: Reina Valera 1960)

1 En aquel día Jehová castigará con su espada dura, grande y fuerte al leviatán serpiente tortuosa; y matará al dragón que está en el mar.

Los dragones y los monstruos marinos podían haber incluido animales de la especie de los dinosaurios como el plesiosauro o el masosaurio.

Libro de Job: Capítulo 41 verso 1-34 (Versión: Reina Valera 1960)

Todo el capítulo 41 del libro de Job hace referencia a una criatura denominada Leviatán que vivía en en el mar, que incluso soplaba fuego y de su nariz salía hileras de humo. A continuación extractamos algunos versos:

...18 Con sus estornudos enciende lumbre, y sus ojos son como los párpados del alba. 19 De su boca salen hachones de fuego; centellas de fuego proceden. 20 De sus narices sale humo, como de un olla o caldero que hierve. 21 Su aliento enciende los carbones, y de su boca sale llama...

Libro de Isaías: Capítulo 30 verso 6 (Versión: Reina Valera 1960)

6 Profecía sobre las bestias del Neguev; Por tierra de tribulación y de angustia, de donde salen la leona y el león, la víbora y la serpiente que vuela, llevan sobre lomos de asnos sus riquezas, y sus tesoros sobre jorobas de camellos, a un pueblo que no les será de provecho.

Pterodactylus Kochi, dibujado por Nobu Tamura

En este interesante verso, no podemos negar el llamado que hace a la "serpiente que vuela", esto puede ser una referencia a los pterodáctilos ó Pterosaurios o la especie de dinosaurios voladores conocida como Arqueopterix.

Hasta ahora acabamos de ver una serie de relatos Bíblicos en los que se menciona animales realmente misteriosos, desde "dragones" hasta gigantescos herbívoros. Pero realmente ¿son dinosaurios o simplemente son alguna metáfora para explicar una leyenda o mito?. Los seguidores de la teoría creacionista y creyentes de la Biblia afirman que un ente divino (Dios) lo creó todo y también hizo a los dinosaurios apoyándose en lo que dice el libro de Génesis 1:21 "Y creó Dios los grandes monstruos marinos, y todo ser viviente que se mueve, que las aguas produjeron según su género, y toda ave alada según su especie", después de todo, desde el verso 24 al 31 del capítulo 1 del mismo libro explica que Dios creó todos los animales terrestres en el sexto día, el mismo día que creó al hombre. Esto significa bíblicamente que los dinosaurios y los hombres convivieron en una misma época.

Si esto fuera verdadero, entonces basándonos en el tiempo bíblico, la vida en la Tierra es mucho más joven de lo  que se creería y se formó solamente hace 6500 años (según la Biblia) y contradice totalmente a la teoría evolucionista y la idea de que los dinosaurios surgieron hace 230 millones de años y se extinguieron hace 65 millones de años. Como podemos ver, claramente existe un brecha muy grande de años de diferencia entre ambos postulados.
Por otra parte algunos descubrimientos realizados en la actualidad podrían ser una prueba de que en algún momento de la historia los humanos y dinosaurios convivieron, por ejemplo tenemos las huellas del Rio Paluxy, estas misteriosas huellas se encuentra en Texas, descubierto en 1908 y tardó varias décadas en popularizarse. El descubrimiento consiste en la aparición de pisadas de dinosaurios en sedimentos de hacía 100 millones de años. Sin embargo, junto a esas mismas huellas había otras. Se trataba de huellas humanas, y ambas se habían formado a la vez pero según las creencias convencionales dinosaurios y hombres jamás convivieron. Este descubrimiento aún no tiene una justificación científica concreta.

Rio Paluxy
Foto: Robert Nunnally de Allen, TX, EE.UU. Bajo la licencia Creative Commons Atribución 2.0 Genérica

Conclusión
Viendo estas evidencias bíblicas y comparándolas con los datos evolucionistas, observamos que existe una gran diferencia en tiempo. No podemos negar que ambas teorías tienen sus pros y contras, y que actualmente gracias a nuevos estudios y descubrimientos la teoría evolucionista está siendo muy debatida. Por lo tanto podemos decir que en la actualidad aún no contamos con pruebas suficientes que afirmen una u otra teoría, existen diferentes postulados, muchas opiniones, por lo tanto sugerimos desde este blog, el respeto a las personas que tienen una ideología o creencia respecto al tema y también aconsejamos que exista una mente más abierta a otras teorías o evidencias, porque con el paso del tiempo se hallan nuevos descubrimientos y hechos que pueden llegar a hacer cambiar nuestra perspectiva histórica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario