Harcano

5 jun. 2015

Casos de cuerpos incorruptibles

La incorruptibilidad es la propiedad que tienen algunos cuerpos de no descomponerse tras la muerte, a este cuerpo se le llama generalmente incorrupto o incorruptible. Esta propiedad es totalmente diferente al proceso de momificación o conservación que tiene el cadáver. 
  
Según la tradición religiosa cuando un cuerpo permanece incorruptible despues de la muerte se manifiesta que es señal de que perteneció a un santo, aunque esto no es un requisito necesario para tal afirmación.

La idea del cadáver incorrupto suele dar pie a la idea de que estos cadáveres se mantienen en mayor o menor medida tal y como eran en el momento de la muerte. Los cadáveres que se exponen públicamente suelen estar recubiertos de capas de cera que ayudan a evitar el continuo deterioro del cadáver propiciado por la exposición. Otros cadáveres se exponen en su estado natural y es apreciable el deterioro de los mismos.

Dejando de lado las creencias tradicionales, la ciencia da una explicación del porqué estos cuerpos poseen una buena conservación. 

En algunos casos es resultado de un proceso natural y en otros la causa es la intervención del hombre.

Momificación espontánea natural: La sequedad produce la momificación espontánea y natural el cual impide la descomposición del cadáver.

Humedad relativa pero estéril: Es el proceso contrario al anterior, primero se produce la saponificación (los tejidos se transforman en jabones mediante la grasa). Luego la fase plástica donde las partes blandas se transforman en algo parecido como la plastilina, finalmente la pìel queda elástica.

Falta de Oxígeno: El aislamiento del cuerpo del oxígeno puede ser una causa para la consevación de los órganos y diferentes tejidos del cadáver.

Algunos casos de cuerpos incorruptibles:

1. Santa Bernadette de Lourdes, murió en 1879

Nació el 7 de enero de 1844 fue una pastora, mística y religiosa francesa canonizada por la Iglesia católica en 1933. 

2. San Vicente de Paul, murió en 1660
San Vicente de Paúl nació el 24 de abril de 1581 fue un sacerdote francés.

3. El hombre de Tollund
El Hombre de Tollund (375-210 a. C.) es el cadáver momificado de un hombre, que data aproximadamente del siglo IV a. C., y que se cree que pertenecía a alguno de los pueblos escandinavos, en plena Edad de Hierro prerromana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario