Harcano

23 ago. 2014

El Roswell Argentino - Boliviano

Este es un caso que alberga muchos misterios hasta el día de hoy, ocurrió en una zona selvática y montañosa en el límite Argentino - Boliviano, más específicamente en los poblados de La Mamora ubicada en Tarija al sur de Bolivia y al norte de las provincias Salta y Jujuy de Argentina.

El sábado 6 de  mayo de 1978 en donde las actividades cotidianas de los pueblos ocurrían con normalidad pero al finalizar la tarde los pobladores serían testigos de un extraño acontecimiento que muchos presenciaron y tienen vívidas las imagenes hasta el día de hoy. A las cuatro y media de la tarde había cesado de lloviznar pero el cielo seguía gris, hasta que repentinamente los cerros se vieron iluminados por una fuente luz que se dirigia de este a oeste. Según los testimonios era una bola de fuego que se encontraba a una altura muy cerca de la vegetación y que despedía un humo azulado y emitía un ruido ensordecedor, se estrelló en la ladera sur del cerro El Zaire. Luego de producirse el impacto se vió una inmensa luminosidad como la de un rayo que duro aproximadamente un minuto le siguió después una tremenda explosión que hizo temblar los suelos del sur de Bolivia y el norte argentino.


Este temblor producto de la explosión se sintió principalmente en la población de La Mamora que se encontraba más cerca del impacto, producto de esto aconteció el pánico general, el derrumbe de algunas construcciones precarias y la desesperación de los pobladores. A 250 Km de distancia las poblaciones argentinas Oran y Tartagal registraron también el extraño incidente percibiendo el sacudón sísmico y una luminosidad nunca antes vista. 


La habitantes de La Mamora en su mayoría mineros y comerciantes afirmaron haber oído un silbido y además observaron un objeto cilíndrico presipitandose a gran velocidad a tierra para impactar luego con la ladera sur del cerro El Zaire.



Una maestra de La Mamora que se encontraba en el momento del incidente declaro: "Mientras estaba vacunando a un grupo de niños en el club de madres, una terrorífica explosión con una gran luminosidad sacudió todo el edificio, los niños lloraban y gritaban despavoridos, las ventanas y puertas fueron arrancadas de sus marcos".


Ocultar evidencia
No tardaron mucho en conocer el suceso tanto los altos mandos militares de Argentina como de Bolivia y El Zaire fue declarada zona de emergencia militar por la autoridades bolivianas y se impidió totalemte el acceso a periodistas y personas particulares.

Los medios bolivianos y argentinos comenzaron a interesare por el caso, Periodistas de periódico El Tribuno de Salta describieron al objeto como acerado. Aseguraban también que se encontraba en una hondad donde existía espesa vegetación.


Por su parte el diario El Clarín de la Argentina en la edición del 13 de mayo dijo: "se trata de un objeto metálico ovoide, de 3 a 4,5 metros de diámetro que fue avistado en las estribaciones del cerro El Zaire, planteándose una incógnita que ha trascendido en forma sensacional el mundo entero: ¿Se trata de un satélite artificial, de un meteorito o de un OVNI...?

Incluso un alto jefe de la Fuerza Aérea Boliviana manifestó categóricamente de que no se trataba de un satélite artificial.


Después del impacto, oficiales del Grupo Aéreo de Cobertura Militar con asiento en Tarija llegaron al lugar y encontraron un aspecto desolador, gran parte de la ladera del cerro La Zaire parecía haberse fundida, además hallaron un objeto de un 4 metros de diámetro y forma cónica en su parte delantera, las rocas graníticas y otros minerales se habían fundido y presentaban un aspecto similar a la lava volcánica. Además se reporta que en esos días del incidente hubo interferencia en las comunicaciones. Según los pobladores también se vieron objetos extraños luminosos (OVNIS) volando cerca lugar del incidente.

El 14 de mayo gente de la NASA visitó el país con una misión que se mantuvo en el más absoluto hermetismo y discreción. Cuatro días después un enorme avión turbohélice de la Fuerza Aérea Norteamericana aterrizó en la base de Tarija. Al día siguiente varios helicópteros llegaron al lugar del impacto trayendo varias cajas y un enorme bulto envuelto con lo que parecía ser un plástico brillante. Los extraños bultos fueron cargados al avión que levanto vuelo rumbo a los Estados  Unidos. Luego el 20 de mayo se suspendió la búsqueda del objeto.

Según el investigador argentino Pedro Romaniuk miembro (en retiro) de la Junta Investigadora de Accidentes de Aviación de la Fuerza Aérea Argentina y autor del libro Argentina, tierra bendita (Platillos voladores sobre América) dice: "En 1978 gente de la NASA visitó el país y se llevó una nave extraterrestre"
Testimonios

Algunos testimonios de pobladores y gente que estuvo presente en el incidente:

Director de la escuela Nº 7 de Candadito Chico, Sr. Tomás de la Torre: -..”el sábado, alrededor de las 17, cuando los chicos se aprestaban a abandonar la escuela, se sintió la fuerte explosión, y se observó en dirección noroeste una extensa estela de humo que permaneció en el espacio por varios minutos, lo vimos todos”.


Jesús Ordoñez Carrique, de La Mámora, criador de cabras, narró que vió en el cielo un enorme objeto ovoidal acerado, brillante, que despedía una gruesa estela de humo, y luego se escuchó la gran explosión que ocasionó que se desbandaran los animales para no volver a encontrarlos. (La Mámora es una pequeña población de campesinos y mineros, ubicada a pocos kmts. del cerro El Zaire, en la época contaba con aproximadamente 800 habitantes).


Celestino Guayra Fernández: también poblador de La Mamora, señaló que, tras ver el paso de un “plato volador” (así lo definió él), tuvo la impresión de que uno de los cerros de la cadena montañosa que surca La Mamora entraría en erupción debido a la violencia de la explosión.



Intendente de Los Toldos, Sr. Matías Saravia: -”Yo no ví nada, pero gente de allí me contó que vió pasar algo del tamaño de una pelota de fútbol que poco después explotó dejando escapar una alta columna de humo grisáceo….”

Gente de Gendarmería Nacional (Argentina): -”Escuchamos una violenta detonación..”


David Abay, jefe de mantenimiento del aserradero Treserres, en Orán: escuchó la explosión y luego los empleados del aserradero, situado a 2 kmts. de allí contaron que cerca de las 17,30 vieron pasar un artefacto volando en forma horizontal en dirección SE-NO, hacia Los Toldos, dejando una estela de luces rojizo-azuladas y luego escucharon la explosión.

Encarnación Chanque: una pastora de un caserío llamado Tierra Floja, relató que al momento de ocurrir la explosión, había sentido una sensación como de corriente eléctrica que le atravezaba el cuerpo de abajo hacia arriba y que había sentido gran temor.

María Guayra: de La Mamora, declaró que su esposo recibió algo como una descarga eléctrica que lo inmovilizó por un tiempo.
Fuente:   www.freewebs.com/bibianabryson/                                                                                                          www.elcaminoacasa.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario