Harcano

13 ago. 2014

El misterio de los niños verdes de Banjos

Es una historia realmente sorprendente ya que contiene una serie de hechos estremecedores y misteriosos que hasta el momento intrigan a muchos, por que aún no se sabe si es un relato real o simplemente ficticio. En España se les conoce como “los niños verdes de Banjos”, pero en Inglaterra son conocidos como “los niños verdes de Woolpit”. Muchas personas afirman que la leyenda se basa en los niños verdes de la pequeña aldea de Woolpit, pero la realidad es que estas dos leyendas están separadas por cientos de kilómetros y con más de siete siglos siendo uno de los grandes misterios.

Los niños verdes de Banjos

Se dice que en 1887 unos aldeanos de Banjos una localidad de Barcelona escucharon llantos de niños cerca de una montaña, al aproximarse al lugar descubrieron a un niño y una niña gritando y que hablaban  una lengua totalmente desconocida y una característica más de estos infantes era su piel de un tono verde, además que sus ropas estaban hechas de alguna misteriosa tela metálica. Los pobladores los llevaron a su aldea al hogar de un hombre respetado para que los cuidara, al poco tiempo los niños se negaron a comer y era difícil entenderles por el extraño lenguaje que hablaban, tiempo después el niño enfermó y fue el primero en morir, pero la niña sobrevivió ya que empezó a alimentarse con verduras y frijoles y así vivió 5 años más.


Paso el tiempo y la extraña niña fue perdiendo el tono verde que le caracterizaba adquiriendo el tono caucásico normal y además aprendió el español, aunque explico el origen de su aparición este solamente aumentó el misterio.


Ella dijo que junto con su hermano habían venido de una tierra sin sol, donde la gente de allí era de color verde, viviendo en un perpetuo crepúsculo. Hubo una tierra de luz, pero era más allá de una gran corriente. Cuando se le preguntó cómo llegó al exterior de la cueva, sólo podía decir que oyó un ruido muy fuerte y luego fueron empujados a través de algo… entonces ella y su hermano estaban en la cueva y podían ver una la luz al final de la oscuridad. Con la muerte de la muchacha, se desvaneció toda esperanza de resolver el misterio.

Los niños verdes de Woolpit

En algún momento durante el siglo XIII, un cronista monástico de Inglaterra conocido como “Gervasio de Tilbury” escribió un extraño relato sobre dos niños que aparecieron de la nada cerca de una pequeña ciudad llamada Bury St. Edmunds en Inglaterra. Un día cálido y soleado del siglo XII, algunos agricultores y otros habitantes de la pequeña ciudad de Woolpit, Inglaterra, se sorprendieron al ver a dos niños pequeños desorientados. Lo más sorprendente sobre los niños fue que su piel que era de color verde oliva, sin embargo, el resto de sus rasgos eran muy humanos. Los aldeanos trataron de comunicarse con los niños sin éxito debido a que los pequeños hablaban una lengua que era completamente desconocida. Los aldeanos llevaron a los niños al poblado y se les ofreció una gran variedad de alimentos, pero se negaron a comer. Sin embargo, cuando se les ofreció frijoles rápidamente los comieron. Por desgracia, el niño se fue debilitando y finalmente murió a los pocos años después. Pero la joven se adaptó bien a su nuevo entorno. De hecho, ella se convirtió en una mujer adulta y más tarde se casó con un caballero de la cercana localidad de King’s Lynn. A medida que pasaba el tiempo, su marido le enseñó el idioma Inglés, y pronto fue capaz de comunicarse bastante bien. Entonces explicó la historia de dónde venía y cómo llegó a nuestro “mundo” con su hermano. 

Ella le dijo a su marido que en su pueblo todos tenían la piel similar a la de ella, o más bien similar al color de piel que tenía antes. Ella describió su mundo como un país cavernoso y subterráneo de enormes dimensiones. La tierra en que vivía fue descrita como un “Crepúsculo”, sin embargo, había un gran río subterráneo que separaba otra tierra más iluminada. Un día, ella y su hermano mientras paseaban, escucharon un sonido como de “campanas” que salía de uno de los túneles de la cueva. Por curiosidad, entraron en el túnel y siguieron hacia arriba durante un par de días, aunque en su tierra subterránea es probable que no tuvieran el concepto del “día” o la “noche”. Después de su largo viaje, salieron a la brillante luz del sol de la aldea británica. Después de investigar la zona, intentaron volver a la pequeña abertura por donde habían salido, pero no pudieron hacerlo debido a la luz cegadora. Fue en ese momento cuando los agricultores encontraron a los niños y se los llevaron a la aldea.

Teorías

Al leer estas dos historias muy similares no hacen más que llenarnos de  muchas preguntas y crece el misterio al notar que estos relatos son extremadamente parecidos aunque se desarrollaron el tiempos y culturas totalmente diferentes. 

Los creyentes tienen la teoría que la procedencia de estos niños fue de un mundo subterráneo aún no descubierto o que podrían haber atravesado un portal dimensional al cual nunca pudieron volver.

Sin embargo algunos manifiestan que esta historia se originó a raíz que en la época medieval un conde de Norfolk tenia dos niños a los cuales intentó envenenar con arsénico y posteriormente abandonó el el bosque y manifiestan que el arsénico podría haber causado el tono verde en la piel,  pero esto no explica las misteriosas historias que contaron los niños sobre el origen de su procedencia.
Fuente: www.mundoesotericoparanormal.com
             yaesnoticia.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario